Día 6: Ora por visión para 2022

"Entonces el Señor me dijo: Escribe mi respuesta con claridad en

tablas, para que un corredor pueda llevar a otros el mensaje sin error. Esta visión es para un tiempo futuro. Describe el fin, y este se cumplirá. Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará". Habacuc 2:2-3


En medio de todo lo que está sucediendo en nuestro mundo ahora mismo, esperamos que lo sepas, ¡Dios está planeando algo grande! Durante este ayuno, Él quiere llevarnos a una nueva perspectiva fuera de la confusión, el miedo, la soledad, la desesperanza y todo lo negativo que puede amenazarnos durante las temporadas de inestabilidad, y a un lugar donde podamos ver las oportunidades.


Hoy en día, a menudo sufrimos de fatiga por la agobiante toma de decisiones. Tenemos tantas opciones que, al tratar de reducirlas al mejor camino, a veces puede abrirnos a menor claridad y mayor confusión. ¿Qué debes hacer cuando necesitas una dirección clara, pero te encuentras con la neblina?


El ayuno desempeña un papel fundamental para encontrar la claridad. Aquí hay

algunos ejemplos de personas que encontraron la visión y obtuvieron claridad sobre su llamado único mientras ayunaban...


Nehemías ayunó durante días antes de decidir dejar la seguridad de su vida para ir a reconstruir las murallas de Jerusalén. "Cuando oí esto, me senté a llorar. De hecho, durante varios días estuve de duelo, ayuné y oré al Dios del cielo". Nehemías 1:4


Pablo estaba ayunando y orando con los líderes en Antioquía cuando recibió el

llamado a ministrar a los gentiles, que es lo que definió su vida ministerial.


"Mientras adoraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: “Designen a Bernabé y a Saulo para el trabajo especial al cual los he llamado. Así que, después de pasar más tiempo en ayuno y oración, les impusieron las manos y los enviaron". Hechos 13:2-3


El ayuno ayuda a despejar nuestras mentes para que podamos concentrarnos en la voz de Dios, su llamado y sus propósitos para nosotros. El ayuno te regresa a la

alineación de tu misión.


Te animamos a que hagas las siguientes dos cosas durante este ayuno:


La visión comienza con una necesidad. Ora para que Dios te revele Su corazón para las personas que te rodean, cuál es Su corazón para el trabajo en el que estás

involucrado, cuál es Su corazón para tu comunidad y ciudad. Permite que Dios

despierte la necesidad en tu corazón de nuevo, o por primera vez.


La visión crece en la oración. Cuando pedimos a Dios que nos aclare las cosas,

nos responde dándonos una imagen que perseguir, una visión de cómo Dios puede utilizarnos para satisfacer la necesidad que ahora vemos. Así que, vamos a orar con intensidad y propósito. Mientras oras por la necesidad y oras por la gente, vas a empezar a sentir el corazón de Dios y a ver cosas que no habías visto antes. Te encontrarás orando por cosas que no habías pedido antes. En poco tiempo, tendrás una imagen de lo que Dios está haciendo, y entonces empezarás a verte involucrado en ella. Y justo ahí tendrás una visión de Dios para poner en oración y proseguir.


A menudo no tenemos claridad porque no nos detenemos a orar y a buscarlo a Él para ver las cosas desde Su perspectiva. Si nos quedamos donde estamos con nuestra visión limitada, acercándonos al futuro como siempre lo hemos hecho, sólo veremos a un nivel bajo entre la niebla y la confusión, y no llegaremos muy lejos.


¿Necesitas una palabra nueva de Dios sobre tu vida o para 2022? Sigue ayunando y orando. Espera claridad, pero, sobre todo, ¡espera que Dios te hable!


"Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará”.