Día 20: Ora por nuestras iglesias globales de Equippers

"Oren en el Espíritu en todo momento y en toda ocasión. Manténganse alerta y sean persistentes en sus oraciones por todos los creyentes en todas partes”. Efesios 6:18


En este momento Dios está trabajando en todo el mundo y tenemos la oportunidad de interceder por nuestra familia Equippers a nivel mundial.

Entre el contexto mundial actual y nuestras vidas personales, todos podemos estar de acuerdo en que los últimos años han sido difíciles. También podemos estar de acuerdo en que Dios ha sido constante y ha estado presente. Nuestras iglesias en Nueva Zelanda y a nivel mundial han continuado creciendo, manteniéndose saludables y alcanzando comunidades para Jesús.


Tenemos familia en todo el mundo que no hemos conocido, pero aún así podemos seguir conectados, apoyarnos y amarnos a través de la oración. Es una manera fácil y poderosa de conectarnos con otros alrededor del mundo, gracias a que compartimos un amor mutuo por Cristo.


A lo largo de la historia, la oración ha sido el trampolín para muchos movimientos radicales de Dios. La oración es fundamental para preparar y llevar a cabo el avivamiento evangélico. Por lo tanto, debemos ser valientes, consistentes y estar unidos a la hora de pedir la presencia de Dios y que el evangelio renueve nuestras ciudades globales.


La misión de Dios, desde antes de la fundación del mundo, ha sido redimir a un mundo perdido y roto. Si la pasión de Dios es alcanzar a las naciones con las buenas noticias de Cristo, ¿No debería ser también nuestra pasión?


Cuando miramos a Jesús, vemos que la forma en que oró por el movimiento inicial de discípulos en la iglesia, es la forma en que deberíamos orar por nuestras iglesias en todo el mundo hoy.


Necesitamos orar como oró Jesús. Jesús oró en Mateo 6:10 - "Que tu reino venga pronto. Que se cumpla tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo". También sabemos por Mateo 28:19 que la voluntad de Dios es ver que se hagan discípulos en "todas las naciones".


En Romanos 1:8-17, también vemos la motivación de Pablo para el ministerio del evangelio - su pasión era el alcance global del evangelio. En todas las cartas de Pablo se ve que ama a la iglesia. Ora constantemente por ella. Le ruega a Dios que esté con ellos. Lo que Pablo entendió es que los movimientos poderosos de Dios nacen a través de la oración, y que el evangelio debía ser global.


Así que, al igual que Jesús y el ejemplo de Pablo, incorporemos una dimensión global en nuestras oraciones diarias.


Oremos por nuestros pastores y líderes de iglesias de Equippers que se enfrentan a los desafíos de ministrar en medio de su contexto actual. Pidamos a Dios que les ayude a ministrar creativamente a sus congregaciones y comunidades. Ora para que sean renovados y tengan fuerza para servir. Oremos por los recursos y la provisión que necesitan para seguir avanzando. Oremos para que obtengamos edificios de iglesias en lugares prominentes y visibles en nuestras ciudades en todo el mundo. Oremos para que se levanten más obreros y líderes para traer la cosecha. Oremos para que el evangelio siga extendiéndose a nivel mundial. Oremos para que se planten más iglesias e iniciativas evangélicas.


"Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura.” Marcos 16:15 (NBLA)