Día 13: Orar por restauración

"Vuélvanse a mí ahora, mientras haya tiempo; entréguenme su corazón. Acérquense con ayuno, llanto y luto […] El Señor dice: «Les devolveré lo que perdieron a causa de […] la langosta […] y alabarán al Señor su Dios, que hace esos milagros para ustedes". Joel 2:12, 25-26


Hoy estamos orando y creyendo por la restauración de las áreas de nuestro corazón y de nuestra vida que lo necesitan. Todo lo que el enemigo ha tratado de quitarte, Dios quiere restaurarlo.


Restaurar" significa literalmente poner una cosa en el estado o estimación que antes tenía, recuperar y poner de nuevo en orden.


Ser restaurado es ser devuelto al lugar correcto.


Para que algo sea restaurado, tiene que haber muerto o haber sido destruido o desgastado. ¿Tienes alguna área en tu vida que se sienta así hoy?


Dios ha estado en el negocio de la restauración desde Adán y Eva, y en la Biblia abundan las historias de restauración. Vemos en toda la Palabra que cuando algo es restaurado por Dios, siempre es mejor de lo que era al principio.


Entonces miramos a Jesús: Él estaba -y todavía está-, en el negocio de restaurar a las personas. Él restauró la salud y el bienestar de innumerables personas en Israel. Restauró a los pecadores y a los leprosos de vuelta a la sociedad. Restauró la libertad de los endemoniados al liberarlos por el poder de su palabra. Después de su muerte y resurrección, millones y millones de personas de todas las tribus, lenguas y naciones han sido restauradas a una relación con su Creador. Familias han sido restauradas, matrimonios rotos han sido reparados, muchos han experimentado la restauración financiera, y las personas emocionalmente heridas han experimentado el poder restaurador del Espíritu Santo.


Ya sea que nuestros corazones, finanzas, relaciones o vidas necesiten ser reparados, Dios siempre tiene un plan para sanar y restaurar.


He aquí una promesa a la que aferrarse:


"En su bondad, Dios los llamó a ustedes a que participen de su gloria eterna por medio de Cristo Jesús. Entonces, después de que hayan sufrido un poco de tiempo, él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido”. 1 Pedro 5:10


Dios quiere restaurar:

  • tu salud

  • tu sueño

  • tus relaciones

  • tu visión

  • tu esperanza

  • tu confianza

  • tu alegría y tu pasión por la vida

  • las pérdidas y el dolor que has soportado por la pandemia

Créele a Él para que restaure estas cosas, y más.


Lo que el enemigo quería para hacerte mal, Jesús lo restaurará y lo usará para el bien.


"Ustedes se propusieron hacerme mal, pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas”. Génesis 50:20


Dios vive fuera de los límites del tiempo, y puede restaurar sobrenaturalmente todo el tiempo perdido que has pasado en el miedo, la preocupación, la duda, la culpa, la condenación, la enfermedad o la esclavitud. Ya sea que hayan sido tus propias decisiones, o cosas fuera de tu control, Dios puede restaurarlo todo.

Dios quiere que recibas todo aquello por lo que Jesús pagó el precio, y quiere que recuperes todo lo que has perdido.


No tengas miedo si hay un área de tu vida que está bajo ataque. No tienes que aceptar la derrota. No tienes que vivir en la desesperación. No dejes de creer en el cuidado profundo de Dios ni en la esperanza de su liberación. Dios quiere que descanses en Él y busques humildemente su provisión y restauración.


Su plan es redimir tu vida total y completamente. Su plan es renovar tu gozo cada mañana mientras pones tu esperanza y confianza sólo en Él.


"Que mi pasión por la vida sea restaurada, saboreando el gozo en cada avance que me traigas". Salmo 51:12 (TPT)


"Restaura en mí la alegría de tu salvación y haz que esté dispuesto a obedecerte". Salmo 51:12