top of page

¿En qué me Concentro?

 

Lee Filipenses 4:4-9 

 

Ayer hablamos de que, para superar las tentaciones, se necesita mantener una visión a largo plazo que sea más deseable que satisfacer un antojo que no vale la pena. Disciplinar la mente para pensar en lo correcto puede ser la actividad más difícil que existe para el ser humano, especialmente si no fuimos enseñados tales disciplinas desde pequeños. 

 

Siempre es más fácil pensar en lo negativo, en ver los errores, y  opinar sobre algo que no nos parece. Requiere mucho más esfuerzo pensar primero en lo positivo. Pablo termina su última carta con estas palabras: “Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza” Filipenses 4:8. ¡Imagínate si todos hiciéramos esto! 

 

¿Cómo se vería tu vida si pensaras así? ¿Cómo sería el ambiente de nuestras casas, oficinas, trabajos, e incluso iglesia? ¿Puedes imaginar un mundo donde el pensar general de todos fuera así? ¡Estaríamos en el cielo! Por eso, Pablo anima a sus amigos en Filipo a vivir de manera llena de alegría en el Señor concentrándose en estas cosas. Se podría resumir su ordenanza diciendo: concéntrense en Dios y en Su Reino. De hecho, Jesús lo dijo:

 

“Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten”. Mateo 6:33

 

¿Qué es lo que buscas por encima de todo lo demás? ¿Cuál es tu motivación para levantarte en la mañana? ¿Para qué vives? Vamos, di la verdad. ¿Para el Reino de Dios? ¿O será para tu comodidad? ¿Para una familia feliz? ¿Para el amor y los sentimientos cálidos?. Si somos honestos, nos gustaría poder decir que vivimos primero para Dios y Su Reino, pero la triste realidad es que somos seres egoístas y muchas veces lo que buscamos primero es lo que nosotros deseamos para nosotros mismos. 

 

¿Qué puedo hacer hoy?

 

Mientras que estás ayunando y buscando a Dios… 

  • Sé honesto/a con Él. 

  • Confiesa tu debilidad en buscarle primero y concentrarte en Él. 

bottom of page