top of page

Esperanza en el Desierto

 

Lee Isaías 43:18-19

 

¿Cuántas veces te ha pasado algo y piensas, "Espero que eso jamás vuelva a suceder"? Tal vez alguien te ha lastimado o tú has lastimado a alguien. Tal vez has estado batallando con el mismo pecado vez tras vez, o al contrario, pasó algo fuera de tu control y te sentiste desesperado.

 

Las palabras que Dios le dio al profeta Isaías hace tantos años aplican para ti hoy. Hoy es un nuevo día y Dios quiere que olvides todo eso y lo dejes atrás porque Él tiene algo nuevo preparado para ti. Tal vez estás cansado/a y sientes que estás perdido/a. Tal como los Israelitas que fueron liberados de Egipto. Para llegar a la tierra que Dios les prometió, tuvieron que pasar por el desierto, estaban desesperados y no sabían lo que les esperaba. Llegaron a una encrucijada, estaban entre el Mar Rojo y los Egipcios en sus carruajes. En ese momento, Dios les mostró su gracia inmerecida y su poder. Hizo algo que no esperaban. ¡Abrió el Mar Rojo y cruzaron en tierra seca! Su misericordia no tiene fin.

 

Deja tu pasado atrás y camina hacia el futuro que Dios tiene para ti porque Él te guiará a través del desierto y te refrescará. Este año, persigue las promesas que Dios tiene para ti. No las tendrás que alcanzar solo/a, Dios es fiel y no te dejará. También te dio una iglesia en la que te puedes apoyar. Ten por seguro que lo que Dios tiene para ti es más de lo que puedes imaginar. Esto no es el final, solo es el comienzo.

 

¿Qué puedo hacer hoy?

 

  • Reflexiona sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Hay cosas que pasaron que te hicieron preguntar, “¿Por qué me está pasando esto? No entiendo, Dios"? 

  • ¿Has visto cómo Dios usó esa situación para enseñarte algo? 

  • ¿Cómo puedes agradecerle por su gracia inmerecida? 

  • ¿Qué debes cambiar o poner en práctica para acercarte más a Él este año? 

  • ¿Tienes fe en que lo mejor está por venir?

bottom of page