top of page

Prepárate para La Guerra

 

Lee 2 Crónicas 20:1-30

 

Cada hijo e hija de Dios se encuentra en un estado de guerra espiritual constante. El enemigo anda como un león rugiente buscando a quien devorar. Se nos insiste Pablo entre otros y Dios mismo, a estar alerta y bien vestidos con toda la armadura para resistir los ataques.  

 

El Rey Josafat supo que una de las armas más poderosas es la alabanza a Dios (Vs 22-24). 

 

Claro, habían otros elementos de la historia, como: 

  • Oró Josafat a solas primero para consultar al Señor v. 3

  • Ayunaron v. 3

  • Buscaron la ayuda del Señor orando todos juntos v. 4, 12

  • Honraron su nombre y reconocieron quien era su Dios v 6-9

  • Esperaron su respuesta v. 13

  • Escucharon su plan v. 14-17

  • Adoraron v. 18-19

  • Tuvieron fe v. 20, y 

  • Obedecieron tal cual Él les había ordenado v. 21-24.

 

Tomando en cuenta todo lo que hicieron, podemos aprender como enfrentar a nuestro enemigo también. Satanás odia el pueblo de Dios y desde Genesis 3 ha declarado guerra contra los que eligen seguir al Señor. Todo lo que hace es con el fin de robar la herencia, matar la esperanza y destruir la fe de la iglesia de Cristo. Tratará de arruinar nuestro avance con Dios poniendo frente a nosotros mayores tentaciones y motivos para dejar de ayunar y buscar a Dios.

 

Combatimos estos ataques estando firme en nuestra decisión y fe.  Orando juntos es una gran ayuda para animarnos y hacer la frente a estos ataques. Y para estar quietos y ver como el Señor pelea por nosotros, no hay mejor forma de hacer que alabarle con todo el corazón. Es tan fácil y tan seguro que Dios ha establecido que la alabanza de niños hará callar al enemigo.

 

“Con la alabanza que brota de los labios de los pequeñitos y de los niños de pecho has construido una fortaleza, para silenciar al enemigo y al vengativo” Salmo 8:2 (NVI).

¿Qué puedo hacer hoy?

  • Revisa la lists de elementos que hicieron los Israelitas frente su enemigo y anota cualquier cosa que necesitas aplicar a tu posición en guerra espiritual. 

  • Pon en acción el elemento, o los elementos, que te hacen falta.

  • Alaba al Señor de todo corazón.

  • Enseña a los niños de tu casa a hacer lo mismo.

  • Espera con fe ver la victoria.

bottom of page